big_Aniversario-Herpac-min.jpg

Sin duda, todos estamos familiarizados con el atún, en mayor o menor medida. Especialmente, con las latas de conservas de atún. Sin embargo, a veces olvidamos la amplia tradición gastronómica del atún, como tal. Por ejemplo, ¿te suena el Tarantelo de Atún

Solemos observar cómo el atún es uno de los pescados más utilizados en todo el mundo. Es protagonista en la gastronomía de una gran variedad de países (España, Japón, etc…). Sin embargo, no se presta la misma atención a toda la historia del atún. 

Como ya sabes, en las zonas costeras de Cádiz (Barbate, Vejer, etc…), el atún es uno de los productos más representativo de la gastronomía local, así como las diferentes formas de elaborarlo o cocinarlo, como lo son las salazones, conservas y ahumados de Barbate.

Hoy, queremos que te adentres con nosotros, un poquito más, en el imperio del Rey del Mar: el Atún Rojo. Así que… ¡empezamos!

¿De dónde viene el tarantelo de atún? 

La amplia tradición gastronómica que rodea al atún, comienza desde su pesca. Que, como bien sabrás, desde antaño se realiza de una manera totalmente diferente respecto a la pesca de cualquier otro tipo de pescado. 

Y, como sabes, no acaba ahí. Después de que hayamos pescado lo más grandes y mejores atunes, tanto rojos como de aleta amarilla, a su paso por el estrecho, se procede a su despiece

¿Has oído hablar alguna vez del Ronqueo del Atún? Sí, el atún también es famoso por la forma en que se lleva a cabo su despiece: el ronqueo. Denominado así por el característico sonido producido por el roce de cuchillo, en las vértebras del espinazo del atún. 

Si bien, el atún se divide en tres partes: la cabeza, el tronco y la cola, de cada una de esas partes, obtenemos diferentes partes del atún. 

A su vez, podemos distinguir dichas partes, fácilmente, unas de otras, en función de diferentes factores: sabor, textura de la pieza, cantidad de grasa.

Así mismo, cada pieza tiene su propio destino: alguna de ellas se utilizan en la elaboración de salazones, como por ejemplo la Mojama de Barbate; otras para elaborar conservas, ahumados. 

Pero, hoy, nuestro protagonista indiscutible es el tarantelo de atún. ¿Todavía no sabes qué es el tarantelo de atún? ¿Aún no has probado el tarantelo de atún rojo de Herpac? Descubre una nueva y deliciosa experiencia en tu paladar. 

¿Qué es el tarantelo de atún? 

Junto con la Mojama de Barbate, el tarantelo de atún es una de las elaboraciones más valiosas y representativas del atún. No sólo por su sabor y textura sino, también por su versatilidad.

Sí, ya sé que no paras de preguntarte qué es el tarantelo de atún. Tal y como hemos visto anteriormente, las partes del atún se dividen en, lo que llamamos: partes internas y partes nobles. 

Como su nombre indica, las partes internas son aquellas que encontramos en el interior del atún (por ejemplo, los morrillos y el corazón). Suelen ser las que más se utilizan a la hora de cocinar. 

Por otro lado, tenemos las partes nobles del atún. Las partes nobles proceden de la masa muscular del atún, por lo que suelen ser carnes más magras. Entre ellas, encontramos el tarantelo de atún.

Así que, el tarantelo de atún es una de las partes nobles del atún, situada al final del tronco

Quiero decir, el tarantelo lo extraemos de la parte inferior del atún, entre la ventresca y la cola blanca. Así que, podemos decir que forma parte del lomo blanco del atún.

¿Cómo diferenciamos al tarantelo de atún de otras zonas de la parte noble? Principalmente, la forma características del tarantelo: es triangular. 

Por supuesto, su sabor es diferenciable al resto de piezas extraídas del atún. Por otro lado, el tarantelo de atún tiene un porcentaje de grasa más bajo que la ventresca, que se encuentra justo al lado. 

Y, sin duda alguna, el tarantelo de atún no pasa desapercibido, para nada, debido al color rojizo que lo caracteriza.

¿Cómo comer tarantelo de atún?

El tarantelo de atún es una parte con mucha carnosidad y un sabor intenso. Esto hace que, el tarantelo, sea ideal para una infinidad de platos y recetas diferentes. 

Por ejemplo, el tarantelo es muy utilizado para elaborar uno de los platos más clásicos de nuestra gastronomía local: atún encebollado. Es perfecto para elaborar guisos contundentes, después de un largo día de trabajo. 

También, podrás disfrutarlo en conserva, combinado con uno de los productos más valiosos de Andalucía: el aceite de oliva virgen extra. De este modo, podemos disfrutarlo en ensaladas. Al igual que, podemos saborearlo con diferentes salsas (¿has probado el tarantelo de atún en escabeche?). 

Pero, las posibilidades no acaban aquí. Como ya sabes, el tarantelo de atún también tiene presencia en la gastronomía de otros países. Por ejemplo, elaboración de sushi con atún crudo, en la cocina japonesa. 

Así que, también es una materia prima de primera calidad para elaborar tartars y carpaccios, entre otros. 

Recetas con tarantelo de atún 

Ahora que sabes qué es el tarantelo de atún… ¿a qué esperas para probarlo? Aquí, no sólo encontrarás el mejor tarantelo de atún. Tenemos exquisitas recetas que tu paladar ¡no se puede perder! 

Papas Aliñadas con Tarantelo de Atún Rojo

Sin duda, este plato lo habrás disfrutado más de una vez. Sin embargo, debes saber que el tarantelo de atún de Herpac le da un toque ¡único! Así que, pongámonos manos a la obra para preparar papas aliñadas con tarantelo de atún rojo.

Ingredientes

1 lata de tarantelo de atún rojo de Herpac, no puede faltar. 

3 o 4 patatas. 

Cebolla o cebolleta fresca. 

Un chorrito de aceite de oliva virgen extra. 

Un chorrito de vinagre de Jerez. 

Una pizca de sal. 

Perejil fresco picado. 

Elaboración: 

Comenzamos, lavando bien las patatas y las hervimos hasta que estén bien cocidas (unos 15 min aproximadamente). Una vez que estén hervidas, ahora sí, dejamos que se enfríen un poco las patatas y las pelamos. 

Escurrimos el aceite de la lata de tarantelo de atún rojo, en un vaso o recipiente. Este aceite lo emulsionamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Cortamos las patatas en dados, no muy pequeños, y aliñamos con unas gotas de vinagre de Jerez y una pizca de sal. Remover bien. 

Cortamos la cebolla en finas láminas y las añadimos, junto con las patatas. Espolvoreamos un poco de perejil, previamente picado. 

Por último, añadimos el tarantelo de atún rojo a las patatas y ¡servimos!

Mollete de Tarantelo

Una receta muy fácil y rápida de hacer en casa pero, no por ello, menos sabrosa. ¿Te apetece un mollete de tarantelo de atún rojo

Ingredientes

1 lata de tarantelo de atún rojo en conserva, de Herpac.

1 mollete (o tu pan de mantequilla favorito). 

Un poco de curry. 

Pimiento del piquillo. 

Mayonesa. 

Mezcla de lechugas variadas. 

Cebolla o cebolla roja. 

Elaboración:

Primero, vamos a colocar el pimiento del piquillo en un bol y lo vamos a triturar con un tenedor, hasta lograr conseguir una pasta. 

Ésta, la mezclaremos con un poco de curry. Ésta mezcla, la untamos en el pan, colocamos la mezcla de lechugas. 

A continuación, colocamos las lascas de tarantelo de atún rojo y la cebolla. Por último… ¡saboréalo este verano!

Tarantelo de Atún Rojo con Aguacate y Pan de Chapata

Una combinación exquisita: la tradición del atún rojo y todo el sabor del aguacate. Dos productos muy versátiles que, seguramente, aún no hayas probado en un buen pan de chapata. 

¿Qué necesitas? Los ingredientes no son nada difíciles de encontrar, pero no por ello deja de ser una receta ¡única! 

Ingredientes:

Tu pan de chapata favorito. 

½ aguacate. 

Por supuesto, tarantelo de atún rojo de Herpac. 

Elaboración:

Importante, lavar bien el aguacate, quitarle el hueso y pelarlo. Ahora bien, abrimos el pan de chapata (puedes tostarlo si lo prefieres). 

Escurrimos el aceite de la lata de nuestro maravilloso tarantelo de atún rojo. Colocamos el aguacate sobre el pan de chapata y las lascas de tarantelo. 

¿Cómo? ¿No crees que sea tan difícil disfrutar de un magnífico desayuno? Pruébalo y ¡me cuentas!